Jueves, 30 Julio 2020 12:22

PROYECTO DICO+ | Incentivan la cooperación entre alumnado y profesorado para reducir el abandono escolar

Escrito por UCCi
Integrantes del proyecto DICO+ en una imagen de archivo. Integrantes del proyecto DICO+ en una imagen de archivo.

El proyecto DICO+ tiene como objetivo la implementación de prácticas de aprendizaje cooperativo para reducir las tasas de abandono escolar en Europa

Frenar el abandono escolar y motivar al alumnado es una tarea complicada pero imprescindible. Cada vez son más los profesionales del sector educativo que apuestan por otros métodos de enseñanza, no sólo enfocados en los resultados sino también en el proceso de aprendizaje y en el desarrollo de habilidades clave. 

Uno de estos métodos innovadores es la implementación de técnicas de aprendizaje cooperativo, que plantean el trabajo en equipo como una nueva forma de aprender conceptos clave, en la que es necesaria una implicación activa del alumnado. Además, permite fomentar el desarrollo de habilidades interpersonales -como la tolerancia, la escucha activa y la aceptación de la diversidad- y adoptar un sentido de comunidad en el grupo, lo que aumenta la motivación, favorece la inclusión social de todo el alumnado y, en consecuencia, reduce el abandono escolar. 

El nivel y la calidad de la interacción entre el alumnado y el profesorado tiene mucho que ver con cómo los estudiantes aprenden y, por tanto, cómo afrontan el aprendizaje. En este sentido, el proyecto DICO+ trabaja para crear un banco de recursos para el profesorado con distintos materiales adaptados a diferentes niveles y distintas asignaturas basados en el enfoque de Lesson Study. Se trata de un método de desarrollo profesional fundamentado en el trabajo colaborativo entre un grupo de docentes y su alumnado para mejorar los resultados del aprendizaje y la calidad de la enseñanza.

El sistema consiste en que el profesorado es observado por otros docentes mientras imparte la clase. Al terminar, tanto el grupo de docentes como el alumnado, contribuyen con su opinión sobre lo que ha funcionado y lo que no y sugieren mejoras para la próxima clase. El método se vuelve a repetir hasta que se alcanza una calidad óptima en la enseñanza de la materia. De este modo, el alumnado se convierte en una parte activa en el aprendizaje y las clases son adaptadas a sus necesidades, fomentando su interés y su motivación. 

El equipo de DICO+ está formado por 11 entidades europeas, entre las que se encuentran instituciones de formación del profesorado, cuerpos de inspectores europeos, escuelas con enfoques cooperativos y asociaciones europeas de profesorado. En total son siete los países implicados: España, Francia, Italia, Lituania, Hungría, Rumanía y Países Bajos.

"Primero se están desarrollando recursos de formación en prácticas cooperativas para el profesorado, entre las que se encuentra la elaboración de fichas de sesiones para implementarlas de forma práctica en diferentes contextos educativos en cada uno de los países pertenecientes al proyecto", explica María Elena Gómez Parra, investigadora principal del proyecto. Estas Lesson Study están siendo diseñadas, en muchas ocasiones, en colaboración con el profesorado que las va a poner en marcha. De este modo, se consigue obtener una información muy valiosa sobre el alumnado, el contexto y la materia, que luego se utilizará para mejorar el enfoque y la práctica de ese aula en concreto.

Las sesiones prácticas se grabarán y se analizarán en reuniones transnacionales para mejorar su diseño. Posteriormente se informará del resultado del análisis al profesorado que ha colaborado con el proyecto, con el fin de ayudarlo a mejorar su práctica docente.

Tras la fase de experimentación, se construirá una plataforma online en diferentes idiomas donde se alojarán los materiales resultantes de este proyecto, para que puedan ser utilizados de manera gratuita por el profesorado de Educación Primaria y Secundaria que quiera implementar prácticas de aprendizaje cooperativo en sus aulas. 

Mediante el desarrollo de estas prácticas cooperativas, se intenta motivar la participación del alumnado en su propia experiencia educativa, así como ayudar al profesorado a mejorar sus propios métodos de enseñanza y compartir buenas prácticas. De este modo, se pretende ayudar a la inclusión del alumnado y a reducir las tasas de abandono escolar en Europa.

 

 

 

Información adicional

Visto 131 veces